Dulce presencia…

Abrí mis ojos y me encontré,
buscando un poco de ternura.
Anduve mendigando amor,
deseando una caricia de dulzura.

Pero yo estaba buscando mal;
llenando mi vacío con vacíos.
Y en lugar de encontrar mi paz,
Encontré miedos y angustias que no eran míos.

Y de tanto buscar, me perdí.
Solo veía un horizonte oscuro y frío.
y allí llegaste a mi,
y me mostraste tu amor: salvándome.

Ahora no quiero buscar,
Ya mi tesoro encontré…
En ti Señor yo quiero habitar,
En tu dulce presencia.
Oh Dios lléname de ti,
pon de tu espíritu en mí…
abrázame fuerte mi Jesús
con tu dulce presencia.

Con tu dulce presencia,
En tu dulce presencia.
Allí me quiero quedar…
En tu dulce presencia.

BlessedGuard

Poem4God-Poemas Cristianos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Alicia Chang dice:

    ¡Qué precioso!. La maravillosa presencia de Dios es lo máximo que el ser humado debe desear. Experimentar su presencia debe ser el principal pedido que le hagamos a Dios; ese deseo debe invadir nuestro corazón contíanuamente. Al estar en su presencia recibimos bendición de Dios, pues de su presencia emana bondad, amor, paz, gozo, poder, fortaleza, etc. lo cual llega directamente a nuestras vidas.

¿Como te pareció el poema?...¿Alguna Reflexión?...¿Alguna Oración en especial?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s